Recetas de comidas fáciles para todos los días

MUFFINS INGLESES CON HUEVOS BENEDICT CON SALSA HOLANDESA DE AGUACATE

MUFFINS INGLESES CON HUEVOS BENEDICT CON SALSA HOLANDESA DE AGUACATE

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • Para el prefermento:
  • 2 2/3 tazas o 400 g de harina panificable
  • 2 tazas o 500 ml de agua templada
  • 1 ¼ cucharadilla o 5 g de lavadura instantánea
  • 1 cucharadilla o 6 g de miel
  • Para la masa:
  • 4 tazas o 600 g de harina panificable
  • 2 cucharadas o 30 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 1 ¼ taza o 310 ml de agua templada
  • 1 taza y 2 cucharadas o 300 g de prefermento
  • 2 ¼ cucharadillas u 8 g de levadura instantánea
  • 1 cucharada o 12 g de azúcar
  • 1 cucharada o 15 g de sal
  • Harina de maíz para espolvorear
  • Para la salsa holandesa de aguacate:
  • 1 Aguacate maduro
  • 2 cucharadas o 30 ml de zumo de lima
  • ½ taza o 125 ml de yogur griego
  • ½ taza o 125 ml de agua
  • Sal
  • Pimienta
  • ¼ taza o 60 ml de aceite vegetal
  • Para montar los muffins:
  • 1 cucharada o 15 ml de vinagre blanco
  • 4 muffins ingleses tostados
  • 8 rodajas de tomate
  • 8 huevos escalfados
  • 2 cucharadas o 15 ml de cebollino fresco picado
  • Sal
  • Pimienta

PREPARACIÓN DE LA RECETA

 

Lo primero que tenemos que hacer es la masa de los muffins. Para ello, en un cuenco grande mezclamos 400 g de harina panificable, 500 ml de agua templada, 5 g de levadura instantánea y 6 g de miel. Con esto conseguimos un prefermento muy blando que dejamos reposar de 12 a 24 horas, o incluso más, en las que va a aumentar bastante su tamaño. Por ello, el tamaño grande del cuenco es tan importante.

A continuación, pasamos a preparar la base de la masa de los muffins. En un cuenco colocamos 600 g de harina panificable y 30 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente. Para integrar la mantequilla, podemos utilizar un mezclador de masas o nuestras propias manos. La clave es obtener una textura arenosa y que no veamos la mantequilla.

Añadimos al cuenco 310 ml de agua templada, 300 g de prefermento, 8 g de levadura instantánea, una cucharada de azúcar y otra cucharada de sal.

Colocamos todos los ingredientes del cuenco en una mezcladora con el gancho de amasar y dejamos que la máquina trabaje durante 5 minutos: primero despacio y luego aumentamos la velocidad hasta que obtengamos una masa suave y elástica.

Pasamos esta masa a otro cuenco, tapamos con papel de plástico y dejamos fermentar durante una hora.

Cuando la masa haya crecido la volcamos sobre una superficie plana para formar los muffins ingleses.

Enharinamos la masa de muffin por arriba y por abajo y hacemos una masa plana de aproximadamente 1 cm de grosor. Con un cortapastas de 9 cm de diámetro cortamos 16 bases de muffin.

Antes de cocinarlas, primero espolvoreamos harina de maíz sobre dos placas de horno cubiertas de papel vegetal y luego colocamos los muffins. Repetimos el paso de espolvorear sobre los muffins ya colocados en las placas.

Antes de introducir las muffins al fuego, cubrimos con un paño seco limpio y dejamos reposar durante 20 minutos para que termine de fermentar.

Para cocer los muffins ingleses usamos una sartén a fuego medio-alto con aceite o mantequilla, a nuestra elección, aunque lo mínimo para que no se agarren. Cocinaremos estos muffins dos minutos por cada lado, solo para que tomen color dorado y que tengan corteza.

Cuando estén todos listos, los recolocamos en las bandejas para horno y metemos al horno a 200ºC durante 10 minutos para cocerlos por dentro.

Cuando pase este tiempo, apagamos el horno y mantenemos los muffins calientes.

Ahora preparamos la salsa holandesa de aguacate. Trituramos y batimos en un bol amplio con una batidora un aguacate maduro limpio, pelado y cortado, 30 ml de zumo de lima, 125 ml de yogur griego, un cuarto de taza de agua, una pizca de sal y un poco de pimienta.

Cuando la salsa quede suave le añadimos 60 ml de aceite vegetal.

A continuación, preparamos los huevos escalfados. Para ello, llenamos hasta la mitad una cazuela baja con agua a temperatura alta, pero no demasiado.

Lo siguiente que hacemos es añadir vinagre blanco al agua.

Para incluir los huevos en el agua, primero los cascamos en un cuenco y, con cuidado, los pasamos a una cuchara agujereada. Ahora, hacemos una especie de remolino y, al poner el huevo en el centro, el movimiento hace que la clara envuelva la yema. Esperamos entre 2 y 4 minutos hasta que el huevo está listo.

Tomamos los muffins tostados y calientes y los colocamos sobre un plato con rodajas de tomate que los cubra uno a uno.

Lo siguiente es colocar el huevo escalfado bien escurrido sobre el tomate.

Por último, ponemos la salsa holandesa de aguacate encima del huevo y un poco de cebollino fresco.

Servimos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*