Recetas de comidas fáciles para todos los días

Locro salteño Argentino

Locro salteño Argentino

  1. Ingredientes:
    600 grs maíz seco pelado blanco (o amarillo)
  2. 400 grs porotos alubia blanco (o pallares)
  3. 1 k pechito de cerdo con hueso
  4. 1/2 k aguja o falda vacuna
  5. 1 chorizo español (colorado)
  6. 1-2 chorizos de puro cerdo
  7. 1 k calabacín o zapallo anco
  8. 250 grs camote o boniato
  9. 1 zanahoria grande
  10. 1 ramito romero, tomillo, laurel
  11. 1 cda. sal gruesa
  12. 1 cda. té comino
  13. Opcional: un toque de ají picante y de pimentón (si no, salsear con salsa picante argentina)
    Preparacion:

    1. El día anterior, lavar y poner en remojo los granos. Dejar toda la noche

      Antes de comenzar, disponer de todo lo que necesitaremos. En una olla de fondo grueso, poner a hervir agua y añadir el maíz con su agua de remojo. Cocinar una hora.

      Empezar por desgrasar un poco la carne (en especial la de vaca) y cortarla en trozos chicos, incluidos los huesos del pechito.

      Cortar los chorizos en rodajas finas y picar la panceta.

      En una sartén, saltear la panceta y dorar. Luego añadir los huesitos (con su carne).

       Agregar luego la carne vacuna y los chorizos, algo de sal gruesa. Saltear unos minutos a fuego fuerteEn la olla donde se está cocinando el maíz, añadir todo el sofrito y los porotos con su agua. Revolver bien, dejar que retome el punto de hervor, bajar el fuego y cocinar tapado.
      La receta tradicional solo lleva zapallo anco. YO le añado camote y zanahoria, amén del ramito aromático. Cortar todo en trozos.
      Añadir a la olla donde se está cocinando el resto. Controlar la sal y dejar cocinar durante una hora más.
      A los 30′ aprox, comenzar a revolver para romper el zapallo y darle consistencia al locro. Si se desea, se puede reservar la

      mitad del zapallo para agregarla recién ahora, así se conservan bien en forma algunos cubos. El resultado debe ser un poco más espeso que una sopa crema.

      Sevir con la salsa picante. Y no olvidarse del pan casero.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*